Funeral islámico

Cómo es el rito funerario musulmán

Navas Funeraria Noticias 0 Comments

Cada religión lleva asociada una forma de ver la vida y la muerte diferente al resto. Hoy en Funerarias Navas os hablamos de cómo es el rito funerario musulmán y cómo entienden ellos la muerte.

En la religión islámica la muerte es el comienzo de otro nuevo mundo y de la vida eterna donde se premiarán los buenos actos y se castigarán los malos actos. Los ritos funerarios islámicos están basados en las enseñanzas del Corán y de la Sunna, tradición del profeta Mahoma. Entienden la muerte como un acontecimiento natural  y la vida como una preparación para la verdadera existencia que les espera cuando llega la muerte, un momento que decidirá Allah.

EN QUÉ CONSISTE EL RITO

Tras el fallecimiento, durante las primeras horas, se procede a bañar el cuerpo por parte de los miembros de la familia del mismo sexo. Si el cuerpo está en malas condiciones, puede llamarse a una casa fúnebre para que realice en su caso el trabajo de composición.

Tras el baño, se envuelve el cuerpo en una simple tela de algodón blanco llamada Kafan. Solo los considerados “héroes” pueden ser enterrados con la ropa con la que murieron.
El siguiente proceso es la oración. Amigos y entorno cercano pueden dar las condolencias a la familia del fallecido. El cuerpo es transportado a un lugar al aire libre  donde se harán las respectivas oraciones.  Esta ceremonia está dirigida por un Imam.  Luego se procederá con el entierro llamado Al-dafin, que se hace tradicionalmente sin ataúd. Sin embargo, en algunos países no musulmanes ésta práctica está prohibida, por lo que los creyentes del islam tienen que usarlo para enterrar a sus muertos.  Al lugar del entierro sólo podrán asistir los hombres.

 

CARACTERÍSTICAS PROPIAS DEL LUTO ISLÁMICO

 

  • El término islámico para el luto, expresado con el color blanco, es el ‘hidaad‘, un periodo de tres días durante el cual queda prohibido utilizar vestimenta ostentosa y joyas. Asimismo,  el Corán dicta que las mujeres no deben extenderlo más de tres días, a excepción de que se trate de su marido, en cuyo caso éste dura cuatro meses y diez días. Este período se llama Iddah. Igualmente, durante este periodo, la viuda no podrá casarse, mudarse a otra vivienda o utilizar joyas. La ropa debe ser modesta.

 

  • En el caso de la muerte de la esposa, el hombre musulmán sólo deberá cumplir un luto de tres días sin tener ningún tipo de restricción respecto a la posibilidad de realizar una nueva ceremonia matrimonial.

 

  • La cremación en la religión islámica está prohibida, así como los actos de lamento excesivos.

 

  • El cuerpo debe mirar hacia  la Mecca.

 

  • No se acostumbra el poner lápidas o flores sobre la tumba.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.